Agrocompra

Fertilizantes con récord de precios

El freno de las exportaciones de China y la guerra de Rusia y Ucrania limitaron la oferta. Se espera una baja cercana al 10% en el consumo en Chile.

EDUARDO MORAGA VÁSQUEZ

Pablo Seco está en plena siembra de raps. El agricultor de La Araucanía ve con muy buenos ojos los $50 mil por quintal que se pagó por ese producto en la última temporada, poco menos del doble que se llegó a pagar hace un lustro. Sin embargo, cree que no es tiempo para grandes aumentos de superficie.

“Usualmente, el 25% de los costos de producción correspondía a la inversión en fertilizantes. Hoy llegan casi al 50%. Algunos productos están casi tres veces más caros que hace un año. Si bien los precios por el raps o el trigo están buenos, no sabemos cómo va a estar el mercado en 10 meses más, cuando cosechemos. Ya nos pasó en 2008 que sembramos con fertilizantes muy caros y tuvimos precios bajos en la cosecha 2009”, explica el productor.

Fertilizantes con récord de precios

Según los registros de AgroCompra, un portal de comercio electrónico, la tonelada de urea promedio comercializada en mayo del año pasado llegó a $405.329, mientras que en lo que va de abril de 2022 llega a $1.307.886 la tonelada. El resto de los fertilizantes también registra alzas, por ejemplo: el súper fosfato triple se transó a $824.378 la tonelada en marzo, un alza de 76,5% respecto de mayo de 2021.

La fuerte alza golpea los bolsillos de los agricultores y a nivel global, se anuncia que afectará la capacidad del mundo para producir alimentos en 2023. Tras el alza que habían registrado esos insumos el año pasado, la esperanza era que en 2022 los precios de los fertilizantes volvieran a niveles similares a los de años anteriores. Sin embargo, siguieron escalando.

Desde el alza de los costos de la logística, hasta el freno de las exportaciones de China, pasando por la guerra de Rusia y Ucrania, han conspirado para presionar los valores al alza. El impacto en Chile puede ser importante, especialmente en los cultivos extensivos. “En trigo y avena va a haber menos hectáreas sembradas por falta de recursos económicos para comprar fertilizantes”, sostiene Julio Oberg, asesor agronómico de La Araucanía.

MALAS NOTICIAS CHINAS

Año tras año, se produce el mismo fenómeno en el mercado mundial de los fertilizantes. En el último trimestre, cuando cesan las siembras en el hemisferio norte, los precios de esos productos bajan y salen a comprar los importadores del hemisferio sur. No fueron pocos los que apostaron a que se repetiría en 2021, más aún con el alza registrada en los meses anteriores. Pues bien, los precios no cayeron, sino que se dispararon. Las malas noticias partieron en China. Las autoridades de ese país pusieron freno a la producción de fertilizantes como parte de su política de bajar la contaminación, una externalidad de una actividad intensiva en el uso de materias primas y de energía, que en ese país tiene e un fuerte aporte desde el carbón.

China hoy es el principal productor de fertilizantes del mundo. Gracias al TLC con Chile, sus exportaciones pueden arribar sin pagar aranceles. Por tratarse de commodities, la comercialización es de márgenes muy estrechos y los importadores buscan países de origen con los que existan acuerdos comerciales. Esa es la razón de que no lleguen, por ejemplo, productos de origen africano.

La dependencia en China comenzó a notarse más hacia fines de año, pues las autoridades orientales frenaron las exportaciones como forma de bajar el precio de los fertilizantes a nivel interno y privilegiar la producción de alimentos.

Aunque los importadores salieron a buscar otros proveedores en marzo, el mercado tendría un nuevo remezón. La invasión de Ucrania por parte de Rusia dejó a dos productores clave fuera del mercado. Ambos suman cerca de un cuarto de la producción de fertilizantes del mundo.

“Ucrania produce cerca del 20% del amoníaco del mundo, un insumo clave para la fabricación de urea. Producto de la guerra, también subió el gas natural, fuente energética para la producción de varios fertilizantes. A eso hay que sumar que los costos de los fletes se triplicaron respecto de hace un año. Se han sumado muchos factores”, sostiene Gabriel Infante, gerente de fertilizantes de Copeval.

En todo caso, Chile es un mero tomador de precios. Se estima que anualmente se consumen cerca de un millón de toneladas de fertilizantes acá. En cambio, Brasil consume 50 millones de toneladas, de las que logró cerrar contratos por 30 millones de toneladas a precios anteriores a la guerra de Ucrania, otros 10 millones tuvo que comprar a precios altísimos, con lo que quedó en un déficit de 20% respecto del abastecimiento respecto de un año normal.

China hoy es el principal productor de fertilizantes del mundo. Gracias al TLC con Chile, sus exportaciones pueden arribar sin pagar aranceles. Por tratarse de commodities, la comercialización es de márgenes muy estrechos y los importadores buscan países de origen con los que existan acuerdos comerciales. Esa es la razón de que no lleguen, por ejemplo, productos de origen africano.

La dependencia en China comenzó a notarse más hacia fines de año, pues las autoridades orientales frenaron las exportaciones como forma de bajar el precio de los fertilizantes a nivel interno y privilegiar la producción de alimentos.

Aunque los importadores salieron a buscar otros proveedores en marzo, el mercado tendría un nuevo remezón. La invasión de Ucrania por parte de Rusia dejó a dos productores clave fuera del mercado. Ambos suman cerca de un cuarto de la producción de fertilizantes del mundo.

“Ucrania produce cerca del 20% del amoníaco del mundo, un insumo clave para la fabricación de urea. Producto de la guerra, también subió el gas natural, fuente energética para la producción de varios fertilizantes. A eso hay que sumar que los costos de los fletes se triplicaron respecto de hace un año. Se han sumado muchos factores”, sostiene Gabriel Infante, gerente de fertilizantes de Copeval.

En todo caso, Chile es un mero tomador de precios. Se estima que anualmente se consumen cerca de un millón de toneladas de fertilizantes acá. En cambio, Brasil consume 50 millones de toneladas, de las que logró cerrar contratos por 30 millones de toneladas a precios anteriores a la guerra de Ucrania, otros 10 millones tuvo que comprar a precios altísimos, con lo que quedó en un déficit de 20% respecto del abastecimiento respecto de un año normal.

El fertilizante más caro es el que no se aplica. Un huerto deja de producir kilos, no es una decisión racional”. MAX DONOSO SOCIO DE AGROCOMPRA

DEMANDA SE CONTRAE La gran duda por estos días es qué va a pasar con los precios. El año pasado se estimaba que con valores tan altos iba a ser difícil seguir subiendo; sin embargo, lo hicieron.

“Hoy los fertilizantes están en el techo, pero al final del día alguien tiene que financiar la operación. Los que compraban 10 pueden adquirir 5 por la falta de capital. La demanda se va a corregir y uno espera que los precios también lo hagan. El gran tema es cuándo lo van a hacer”, afirma Claudio Morales, gerente general de CNA, importadora de fertilizantes. Aunque el conflicto de Ucrania terminara mañana, ese país y Rusia tardarían meses en volver a exportar, pues existen sanciones en el caso del segundo y daños en la infraestructura en el caso del primero.

No antes del segundo semestre de este año debería notarse una tendencia a la baja en el mercado chileno de los fertilizantes. Mientras tanto, Julio Oberg cree que en la Región de La Araucanía puede producirse una caída de hasta 20% en el consumo de fertilizantes en la temporada 2022-2023, tanto por una menor superficie como por un uso menos intensivo de productos.

En todo caso, no es posible que los agricultores bajen muy fuerte el consumo de esos productos.

“El fertilizante más caro es el que no se aplica. Un huerto sin fertilizantes deja de producir kilos, no es una decisión racional”, dice Max Donoso, socio de AgroCompra.

En todo caso, se estima en fuentes del mercado que la contracción en la demanda chilena por fertilizantes puede rondar el 10% esta temporada, con una baja mayor en los cultivos extensivos y con un menor impacto en los frutales.

Ver Pdf

Fuente: Revista del Campo, El Mercurio.
Miércoles 13 de abril de 2022


Proyecto apoyado por FIA

Proyecto apoyado por Fia
agrocompra-logo

Los Militares 5953, Of. 1201, Las Condes, Santiago, Chile
agrocompra@agrocompra.comCel.: +56 9 8428 9805

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound

Copyright 2019 @ Exponent Constructions

¡Hablemos!